Cómo conectarse a una conexión inalámbrica: Desempeño

Como enfatizamos en el blog introductorio sobre Switches e Implementaciones de Wi-Fi Robustas, contar con una base de switching actualizada es un prerequisito para implementar puntos de acceso (PAs) inalámbricos de alto desempeño. En términos simples, la infraestructura cableada necesita brindar la velocidad adecuada a las conexiones que se establecen con el switch: desde los puntos de acceso, los enlaces ascendentes hasta los switches centrales y la nube (o el centro de datos). Esto es porque el desempeño es tan rápido como el eslabón más débil. Si bien los puntos de acceso veloces son importantes, el valor de los PAs sencillamente no puede aprovecharse sin tener una red adecuada. En una red ideal todos los componentes -incluyendo las conexiones a Internet- están perfectamente configurados para manejar el tráfico de red. En caso de que se forme un cuello de botella en algún punto de la conexión entre un usuario y la nube (o el centro de datos), el desempeño de las aplicaciones y la experiencia del usuario se verán seriamente afectados.

Analicemos en detalle cómo fluyen los datos. Comencemos con los dispositivos de los usuarios: el primer paso para las redes cableadas es establecer la conexión entre los puntos de acceso y los switches. En los últimos 5 a 10 años, la mayoría de los switches de clase empresarial tenían puertos de acceso de 1 gigabit que soportaban puntos de acceso hasta Wi-Fi 4 (802.11n). La capacidad total posible para un punto de acceso de este tipo es menor a un gigabit por segundo. De ahí que conectar un switch a un puerto de 1 gigabit era adecuado. Algo más rápido no mejoraría el desempeño pues el punto de acceso era el factor que lo limitaba.

Wi-Fi 5 (802.11ac)

Los puntos de acceso Wi-Fi 5 (802.11ac) ofrecen velocidades potenciales de más de un gigabit por segundo. De acuerdo con un reciente reporte de Dell’Oro (agosto de 2018), casi todos los puntos de acceso empresariales que se vendieron durante 2017 fueron modelos Wi-Fi 5. Esto significa que un puerto de acceso de 1 gigabit está a punto de convertirse en un cuello de botella y no alcanzar su máximo desempeño. De hecho, los puntos de acceso Wi-Fi 5 Wave 2 más recientes son capaces de alcanzar los 2.3 gigabits por segundo aunque el límite real es un poco menor. Las pruebas de laboratorio realizadas por Ruckus confirmaron que la capacidad de Wi-Fi 5 Wave 2 es de 1.5 gigabits por segundo, de modo que un puerto de 2.5 gigabits fue suficiente para evitar que el puerto de acceso se convirtiera en un cuello de botella al menos en los puntos de acceso Wi-Fi 5.

Wi-Fi 6 (802.11ax)

Sin embargo, los puntos de acceso Wi-Fi 6 (802.11ax) de próxima generación ya se han comenzado a distribuir. Incluso, IDC prevé que la implementación de Wi-Fi (802.11ax) aumente considerablemente durante 2019 y se convierta en el estándar Wi-Fi empresarial dominante para 2021. Y esto se debe a que muchas organizaciones aún están limitadas por el estándar anterior Wi-Fi 5 (802.11ac) especialmente en lugares con alta densidad como estadios, centros de convenciones, centros de transporte y auditorios.

Los puntos de acceso Wi-Fi 6 (802.11ax) que se implementan en entornos de dispositivos de alta densidad como los antes mencionados soportan acuerdos de nivel de servicio (SLA) más altos para más usuarios y dispositivos conectados de forma concurrente –con perfiles de uso más diversos. Esto es posible gracias a una serie de tecnologías que optimizan la eficiencia espectral, aumentan la capacidad y reducen el consumo de energía. Dichas tecnologías incluyen 1024- Quadrature Amplitude Modulation (QAM), Target Wake Time (TWT), Orthogonal Frequency-Division Multiple Access (OFDMA), BSS Coloring y MU-MIMO. Ya que el nuevo estándar Wi-Fi 6 (802.11ax) ofrece cuatro veces más capacidad que su antecesor Wi-Fi 5 (802.11ac) es importante eliminar los cuellos de botella potenciales del switch de forma proactiva con el uso de switches multi-gigabit.

Switches multi-gigabit para Wi-Fi 6

Es importante enfatizar que la transición a los switches multi-gigabit para alojar a los puntos de acceso Wi-Fi 6 no necesariamente requiere actualizar la infraestructura en su totalidad. Puede llevarse a cabo de manera gradual añadiendo algunos switches cuando es necesario. Además, actualmente la mayoría de los switches multi-gigabit incluyen una combinación de puertos multi-gigabit y gigabit. Únicamente los puertos conectados a los puntos de acceso 802.11ax (Wi-Fi 6) requieren velocidades multi-gigabit mientras que otros puertos gigabit son adecuados para computadoras, impresoras, teléfonos VoIP, cámaras y dispositivos Ethernet adicionales.

Conclusión

Con el fin de aprovechar al máximo el desempeño en velocidad que ofrecen los puntos de acceso 802.11ax (Wi-Fi 6) (hasta 5 gigabits por segundo) nuestros clientes ya han comenzado a instalar switches multi-gigabit que remplazan o complementan la infraestructura más antigua. Esto se debe a que los administradores de sistemas no pueden asegurar una experiencia de usuario de calidad con sólo actualizar una parte (los puntos de acceso) de una red. De igual forma, para obtener los beneficios de 802.11ax (Wi-Fi 6) es necesario realizar las actualizaciones en el switch. Desde nuestra perspectiva, la transición a los switches multi-gigabit debe comenzar hoy mismo. Por otro lado, y ya que la vida promedio de un switch es de 5 a 7 años (y hasta 10 años para muchas instituciones educativas) la necesidad de contar con conexiones multi-gigabit será urgente en este lapso.

No Comments Yet

Comments are closed